domingo, 28 de marzo de 2010

Hermenéutica culinaria

Anoche me preguntabas mientras tomábamos una Schneider en el bar cómo hacía yo para apartarme y "olvidarme" de lo que había pasado una hora antes en la que sólo faltó que volaran platos y sillas por los aires.

Y te respondí sin remordimiento que no me gusta nada lo que tenés en el cerebro, pero lo que llevás en el corazón es otra cosa muy diferente y eso a mi, me enamora, me pierde, me hace feliz.
Aprendí a di-so-ciar.

Y cómo hacés?, indagaste.

....Y...es como cuando pedís un huevo frito al plato...siempre te comés la yema y dejás la clara.

9 comentarios:

Mariela Torres dijo...

No es mala idea, si vale la pena lo que está adentro del corazón.

Besos.

Viviana dijo...

Está bueno eso. ¿No sabés dónde dan curso de disociación? Yo estoy aprendiendo pero por autodidactismo y me cuesta muchísimo.
Un abrazo

Dolores dijo...

Marie: vale la pena, por eso me hice experta en disociación....me convenía, entre otras muchas tantas cosas.

Vivi: pero ojo! no te angusties, no te frustres, hay veces en las que no está recomendada.
¿Sólo a veces me pregunto ahora?

Besitos ladies.

Anavril dijo...

Sip, el mío tambien a veces me dice en medio de una trifulca: "y despues vamos a tener que hablar!!! Porque si es por vos en dos horas no paso nada!!!!...

Y...si, querido-le contesto- Yo tengo otras cosas que pensar y que hacer además de quedarme rumiando sobre un mismo tema durante días. Que suerte que tenes vos que podes hacerlo...

Viejex dijo...

Hermenéutica... me gusta esa palabra!

Dolores dijo...

Anavril: una no tiene que enrollarse más que con un par de `piernas en la cama, a veces, me parece. Besotes

Viejex: sí, y además es una palbra muy versátil, hay una hermenéutica para todo y eso, a mi, a veces me consuela. UN besito

dionisismo dijo...

dolores, sepa usted que a quién firma este comentario no le gusta nada lo que sospecha usted tiene en el cerebro, ja, con todo respeto y admiración dolores, que buen ejercicio es el de la "disociación", no lo había pensado así, es inútil, los hombres comemmos los huevos fritos como vienen y ustedes en su universo separan la clara de la yema, la cabeza del corazón,lo que se dice cuando no se debe decir y lo que no se dijo para no decir de más. voy aprendiendo, voy aprendiendo, gracias dolores.
un abrazo!

Dolores dijo...

Dionisismo: pero si usted lo ha expresado mucho más claramente que yo!

Sepa, yo nunca pero nunca, me como la clara del huevo.

Abrazos

Petardo Contreras dijo...

El único secreto es no terminar con los huevos al plato, como se dice!
Y comprarto Hermenéutica essepente palabra

Safe Creative #1004115962207